Saltar al contenido

10 claves para acabar con tus deudas en 2018

Eliminar las deudas
Eliminar las deudas
Eliminar las deudas

Por desgracia tengo mucha experiencia en este tema. Hace unos años generaba cada mes, con mi negocio, una cantidad cercana a 5 dígitos, pero vino la crisis pasé directamente a no facturar nada, a tener que cerrar mi empresa, a tener que buscar y aceptar el primer trabajo que conseguí.

Pasé de vivir en la abundancia y tener un capital importante, a no poder pagar mis deudas y llegar a final de mes con muchas dificultades.

De eso hace unos cinco años aproximadamente y te lo cuento porque realmente sé lo que implica tener deudas y deber dinero a otros.

Desde entonces, con un trabajo normalito, he sido capaz poner en marcha un segundo negocio a parte de mi trabajo mientras estoy trabajando para convertir este blog en mi tercer negocio. ( Un trabajo + un negocio + 2º negocio )

A día de hoy todavía tengo deudas, pero también he sido capaz de crear un capital que me permite generar cada vez más ingresos.

Te doy las siguientes claves que te ayudarán a acabar con la deudas.

1. Págate a tí primero.

Es quizás algo que nunca nadie te han dicho porque todo el mundo quiere cobrar y en realidad a la gente le da igual lo que te pase a ti, si comes o no, si te caes por un precipicio o cualquier otra desgracia, ellos quieren cobrar.

Cuando generamos deudas normalmente es por algo tan básico como que gastamos más de lo que ingresamos. Hay muchas razones por las que podemos vernos en esta situación. Malas decisiones, una crisis económica, un divorcio, la perdida de un familiar, la perdida del trabajo, cualquier desgracia, no sé … hay miles de razones …

La clave es que sin capacidad de generar ingresos no hay posibilidad de devolver nada, por ello haz una previsión del dinero que necesitas para vivir y que puedas cubrir todas tus necesidades. El resto es lo que tiene que ir dedicado a cancelar las deudas.

Si tu no estás bien de ánimo es imposible afrontar el pago de las deudas. Las deudas te quitan energía vital, de verdad, por ello primero tenemos que sentirnos fuertes y con ánimo para afrontar el camino de la liquidación de las deudas y de los prestamos.

2. Pon conciencia en lo que te cuesta la deuda.

Si empiezas a revisar los extractos del banco o de las tarjetas de crédito te darás cuenta del dineral que se te escapa por los intereses y por las penalizaciones.

Recuerdo que hace años, no sabía ni lo que pagaba por las cosas, pagaba con la tarjeta y ni miraba lo que costaban las cosas, eso sí, tenía un registro de todos los pagos ya que guardaba los tickets y los pasaba a mi contabilidad, con lo que por lo menos si tenía control del gasto a posteriori.

Para que te puedas hacer una idea de como fue el cambio, como me dijo un amigo, con el dinero que me gastaba en llenar el deposito de mi Porsche en el año 2009, en el 2013 me daba para llegar a final de mes. Cuando te das cuenta de algo así es un golpe de realidad brutal. También es un aprendizaje que pretendo transmitirte a través de estas lineas.

Otro punto de toma de conciencia fue cuando empecé a revisar el extracto de una de mis tarjetas de crédito de tipo revolving. Tengo que decirte que después de quedarme sin dinero todavía tenía crédito la tarjeta, con unos intereses bastantes abusivos cogí los 3000€ con los que puse en marcha mi segundo negocio.

Hablamos de deuda buena ya que con estos 3000€ he sido capaz de generar mucho más dinero de lo que pago de intereses.

3. Decide acabar con las deudas y salir de esta situación.

Decidir salir de esta situación no hará que la situación cambié pero si el ánimo con el que vas a encarar los problemas. Cuando debes dinero y no puedes pagar, ya sea a los bancos o a las tarjetas de crédito, los responsables de recobro te llaman sin ningún respeto y sin ninguna educación. Quieren que pagues lo que sea a base de insultos y amenazas, si te sacan 50 euros ya les viene bien a ellos y te aseguro que no resolverá el problema ni se reducirá la deuda.

Por ello, decidir salir de la situación pasa por adquirir el compromiso de solucionarlo y por tomar tus propias decisiones. Nadie te va a ayudar, todo consejo externo de un cobrador va encaminado a quitarte lo poco que tienes, por ello sólo tú sabes como hacerlo.

Asume tu compromiso, crea tu plan, toma tus decisiones y no hagas caso a nadie.

Tú te pones en esta situación y tú sales, a tu manera, aunque pueda costar.

4. Aumenta ingresos y reduce gastos.

Te digo de primera mano que no es algo sencillo de hacer. Pero lo primero que tenemos que hacer es comprobar si gastamos más de lo que ingresamos o es al revés. Si ingresas más de lo que normalmente  gastas no hay problema, al final lo conseguirás.

El problema viene cuando gastamos más de lo que ingresamos y usamos la deuda como ayuda para salir de un apuro o de un problema puntual. En este punto hay que encontrar las causas. Te pagan mal por debajo de lo que necesitas para vivir o se te ha ido la mano comprando con las tarjetas … sea lo que sea tenemos que encontrar lo que nos ha llevado a esta situación.

Definimos la causa del endeudamiento poder aumentar ingresos y/o reducir gastos.

5. Negocia las deudas.

Una vez tenemos muy claro porqué hemos llegado a este punto vamos a atacar las deudas. Puedes acabar con las deudas de dos maneras pagándolas o no pagándolas. No pagar tiene que ser una posibilidad, con lo que tus acreedores tienen que saber que pueden cobrar o no.

Recuerdo las llamadas de los cobradores de una deuda de una tarjeta de crédito con nombre de ciudad en inglés, insultos vejaciones y amenazas constantes. Me llamaban desde las 8 de la mañana varias veces al día, todos los dias. Cuando no pagas no lo haces por gusto, sino porque has tenido un problema grave. Recuerdo pagarles 150€ que era el dinero que tenía para terminar el mes, al día siguiente de pagarles, volvieron los insultos, las amenazas y las miles de llamadas.

Cambié mi número de teléfono y no pagué nada más. No les voy a pagar nunca. Una deuda menos.

Si al problema que tienes se suma este tipo de situaciones todo se vuelve más difícil. Al que te ayuda y colabora se le paga, al que no ni agua …

Tus acreedores estarán dispuestos a cobrar una parte antes que no cobrar nada.

6. Compara lo que debes con lo que vas a ganar en los próximos 20 años.

Los accidentes ocurren y tener deudas lo es. Deber 1000€ y no tener con que pagar es desesperante. Verse en esta situación es complicado aunque si tomamos perspectiva puedes ver que aunque hoy tu deuda te parezca insalvable en realidad cuando todo se normalice verás que no es una cantidad tan grande.

Para afrontar cualquier reto en la vida uno tiene que encontrarse en buena disposición, con buen animo. Triste, hundido o desesperado no es la manera de afrontarlo. Por ello si cambiamos la mirada podremos ver que no es tanto lo que debemos.

Por ello compara lo que debes con el dinero estimado que vas a ganar en los próximos 20 años.

A que no es tanto ???

7. Ataca las deudas.

Es el momento de empezar a pagar. Qué pagas primero y porque lo haces hará que lo consigas antes o después, por ello te voy a contar las distintas estrategias que existen. La clave es atacar las deudas de una en una, ya sea pagando la cuota minima de las demás deudas o no pagando.

   A. Pagar primero las deudas de importes menores.

Nuestra estrategia pasa por ordenar las deudas por el monto total de menor a mayor. la idea es pagar las deudas más pequeñas e ir atacando las deudas una tras otra.

Quitarte deudas da una sensación de logro que nos permite avanzar cada vez más rápido.

   B. Pagar las deudas que generen más intereses.

Es otra estrategia válida para eliminar las deudas. Analizamos lo que  nos cuesta cada deuda desglosando el capital de los intereses. Pagamos la deuda que más intereses genera, por lo general las tarjetas de crédito con altos tipos de interés.

   C. Pagar la deuda que más problemas te genera.

Imagina que le debes dinero a una persona indeseable a todo lo contrario, a un buen amigo. Primero pagamos esta deuda. Fácil …

   D. Pagar primero la deuda que te permite generar ingresos.

Imagina que no has podido pagar una o varias deudas. Estas en el registro de morosos. Ningún banco te presta y viene un amigo y te deja dinero para volver a arrancar o para generar ingresos adicionales. En este caso pagamos la deuda más reciente y una vez somos capaces de generar más ingresos pagamos las deudas más antiguas.

Esta es la estrategia que he puesto en marcha en mi caso. De hecho tengo un préstamo con una tarjeta de crédito por un importe de más de 3000€. Con este pequeño capital puse en marcha mi pequeño negocio de compra-venta de coches usados. Ahora que casi he generado el capital mínimo que necesito para desarrollar la actividad voy a liquidar la deuda.

Con los ingresos que genero además de este deuda afrontaré el resto, una a una.

8. Crea tu fondo de seguridad.

Este punto depende de si estas quebrado o no. Si tienes deudas pero tu economía personal goza de buena salud, es decir no tienes impagados, debes pagar las deudas y luego empezar a crear tu fondo de seguridad.

En cambio, si no has podido afrontar los pagos y estas en una situación de morosidad, además de pagar alguna deuda te recomiendo crearte un fondo de seguridad. Saber que si tienes un problema tienes dinero es importante, por mucho dinero que debas. Tener dinero nos permite invertir para generar más ingresos en un futuro. Recuerda que todo esto va de generar más ingresos de los gastos que tienes, para no volver a una situación parecida.

9. Crea un carrusel de deuda.

Esta es otra de las estrategias que he puesto en marcha. Para poder ponerla en marcha es imprescindible dos cosas, generar más ingresos de lo que gastas, es decir generar ahorro y conseguir “préstamos” a interés 0 o casi.

La idea es conseguir prestamos para pagar otros prestamos. La clave es que sea a un tipo de interés inferior a la de la deuda que vas a cancelar.

Si por ejemplo tienes una capacidad de ahorro de 500€ puedes pedir dinero a varios amigos, con lo que uno te presta, más lo que has ahorrado, pagas a otro amigo y vas reduciendo la deuda.

Queda claro ??? Las claves son que no genere intereses. Yo lo aplico con dinero de amigos que me lo prestan a tipo de interés 0, simplemente para hacerme un favor.

Si te endeudas en condiciones normales harás el problema mucho mayor.

10. Apaláncate en deuda buena.

Si sigues mi blog sabes lo que es deuda buena o mala, pero si acabas de llegar por aquí te lo explico rápido.

La deuda mala es la deuda que pagaremos con nuestros ingresos futuros.

La deuda buena es aquella deuda que nos permite generar ingresos que cubre la deuda y nos aporta ingresos adicionales.

Una de las claves para alcanzar la libertad financiera es utilizar el apalancamiento. El apalancamiento es usar en nuestro beneficio el dinero y el tiempo de los demás. Por ello la deuda es algo necesario a la hora de alcanzar la libertad financiera, pero hay que ser muy cauto a la hora de apalancarse con el dinero de los demás.

En resumen …

En esta entrada del blog te he contado desde mi experiencia personal como gestionar las deudas, acabar con ellas y avanzar hacía la libertad financiera.

Tal vez encuentres en internet muchas entradas tipo “flower-power” pero en esta entrada te plasmo mi propia experiencia en base a lo que me ha ocurrido a mi, que es cerrar un negocio y quedarme con un montón de deudas.

También tienes que saber que cada situación es diferente. Aquí tienes muchas claves para gestionar tú mismo tus deudas pero tienes que crearte tu plan para eliminar las deudas (malas) de tu vida de una vez por todas.

Solo me queda decirte que si tienes alguna duda me dejas un comentario y que compartas en las redes sociales esta entrada para ayudar al mayor número de personas a vivir libre de deudas.