Saltar al contenido

Cómo fijar el precio de un producto ? …

Cómo definir el precio de un producto

 

Hace tan solo unos días en otra entrada del blog me preguntaban cómo definir el precio de un servicio o producto que te va a ayudar a aumentar la facturación de tu negocio. En esta entrada me voy a centrar en el producto aunque es aplicable a un servicio.

Recuerda que siempre es una estrategia interesante convertir un servicio en un producto, permite cobrar mas y venderlo mucho mejor.

Dicho esto te voy a contar las estrategias que uso o he usado a la hora de establecer el precio de un producto tanto en mis empresas como en las empresas en las que he trabajado. Vamos:

1. Pon un precio más barato que tu competencia.

Esta estrategia de precio viene determinada por tu posición y/o la de tu empresa con relación al mercado y a la competencia. Si tu empresa está consolidada, es conocida y tienes clientes con los que cubres gastos entonces esta no es tu estrategia de precios. Esto sirve para entrar en un mercado o para empezar.

En mi empresa de alquiler de vehículos, Think Rent a Car, los clientes desconfiaban de una empresa que nadie conocía, al final la manera de convencer a los clientes fue mejorando precios. Alquilábamos la misma furgoneta que Avis o Hertz, pero a mejor precio.

Think Rent a Car
Think Rent a Car

2. Calcula el coste y multiplícalo por 3.

Hace unos días cenando con mi amigo Nacho, me comentaba que su hermana había comprado una mercería como salida a no tener trabajo. La antigua propietaria cuando compraba algo multiplicaba el precio de coste por 3. También en los restaurantes es habitual esta formula, el coste de un plato no puede pasar del treinta y pico por ciento de coste en un restaurante bien gestionado.

3. El precio wow !!!!

Otra estrategia a la hora de definir el precio de tus productos, es lo que yo llamo el precio wow !!!!

Consiste en poner un precio que cada vez que lo cobres te lleves una gran alegría.

Normalmente este precio lo ponemos en un contexto de más productos. Es decir cuando tienes tu empresa o negocio totalmente estabilizado a nivel de ingresos, es decir cubres gastos, es el momento de optimizar. Es el momento de poner precios con buenos márgenes, de tal manera que cada vez que hagas una venta te lleves una gran alegría. El precio wow viene determinado por el contexto, si tienes una empresa consolidada o tienes una ventaja competitiva muy importante puedes poner un precio wow !!!

4. El precio psicológico.

Es otro aspecto a tratar a la hora de definir el precio de tus productos. En mi caso cuando vendo coches en mi “side job” siempre a la hora de definir el precio, pongo un precio 10 euros por debajo del precio objetivo. Si voy a vender un coche por 5000€, el precio será de 4990€. No es ninguna tontería, por ejemplo los coches se venden en portales especializados como coches.net o milanuncios.com. Los anuncios de los coches salen ordenados por precio con lo que los 10€ de rebaja en el precio además del efecto de que no es lo mismo 4000 y pico que 5000€, sale antes en el portal de internet, se ve mucho más y por la tanto las posibilidades de venta son mucho mayores. Te aseguro que se nota mucho.

5. Precio en función de la estrategia de la empresa.

Ya hemos alusión a esto en el precio wow, aquí la situación de la empresa determina el precio del producto. Si nadie te conoce, lo que me pasó cuando montamos Think Rent a Car, o cuando tienes una empresa consolidada, esto determina el precio. Si quieres reposicionar tu empresa, lo mismo

En mi actual “trabajo”, hemos desarrollado un software de gestión de talleres. El taller es un negocio que se encuentra en transición, plantear cambios en la estrategia de este tipo de negocios es francamente difícil, por ello yo planteo que nuestro producto desde el punto de vista del precio debe ser disruptivo en el sector. Yo planteo muchas ventas, mucho volumen, precios ajustados. A ver si me hacen caso. …

6. Precio aspiracional.

Aquí es cuando determinamos precios altos para nuestro producto. Para poder cobrar mucho por tus productos, estos deben incorporar un elemento emocional alto. Para que lo veas claro, piensa en cuanto cuesta un Volvo y cuanto cuesta un Ferrari. Los dos sirven para ir de un punto a otro punto, la diferencia, la emoción asociada al producto. Cuanto más emocional menos racional, con lo que puedes cobrar precios más altos por tus productos.

7. Cuanto pagarías por esto ?

La mejor forma de fijar el precio de tus productos es preguntar a tus clientes cuanto están dispuestos a pagar por tus productos. Cuando montamos Altaller.es en un primer momento pensábamos  cobrar 2€ por cada cliente que enviamos a los talleres. Cuando fuimos a los talleres y preguntamos cuanto estarían dispuestos a pagar por cada cliente que les consiguiésemos, de media estaban dispuestos a pagar más de 20€ por cliente.

La mejor manera de determinar el precio es validando este con tus clientes. Si haces la prueba te vas a sorprender de ver que por norma general, tus clientes están dispuestos a pagar mucho más de lo que piensas, por tus productos.

 

Te ha gustado la entrada, se te ocurre alguna manera adicional de fijar los precios de tus productos, déjame un comentario y comparte este contenido en tus redes sociales para apoyar mi trabajo.