Saltar al contenido

Como iniciar un negocio de consultoria, mientras tienes trabajo.

Iniciar un negocio de consultoría
Iniciar un negocio de consultoría

 Te gustaría tener la libertad de tener tu propio horario y generar una fuente de ingresos extras a parte de tu trabajo.

O lo que te motiva es tener vacaciones cuando quieras, trabajar en proyectos estimulantes y/o ayudar a otros a conseguir sus objetivos.

En esta entrada te voy a dar las claves sobre como iniciar un negocio de consultoría basado en mi propia experiencia. En mi caso, yo no me dedico profesionalmente full-time pero si constituye una fuente de ingresos adicional. Mi labor de consultoría la desarrollo en dos ámbitos, en ayudar a otros a poner en marcha su propio negocio y en ayudar a otros a conseguir un buen trabajo. Esta actividad me permite generar ingresos adicionales y es un fuente de gran satisfacción cuando las personas a las que ayudo consiguen sus objetivos vitales.

Las claves que te permiten iniciar un negocio de consultoría y trabajar como consultor.

1. Experiencia previa.

De cara a iniciar tu negocio de consultoría es importante contar con experiencia en la actividad en la que vas a trabajar. Dependiendo de la experiencia que tengas podrás cobrar más o cobrar menos. Si estas empezando en un nuevo sector de conocimiento nuevo para ti, tendrás que cobrar poco para compensar el que no tengas recorrido, haciendo tu servicio interesante para tus clientes al no tener todavía referencias de otros clientes, por una simple cuestión de precio.

Es importante que te preguntes en que eres especialmente bueno. Conocer tus aptitudes te dará ventaja de cara a posicionarte en tu nicho de actividad.

2. Tener confianza y capacidad de inspirar a los demás.

Cuando trabajas como consultor siempre te vas a encontrar personas o clientes que no creen en lo que les dices. Hay que tener la capacidad de salvar las objeciones de tus primeros clientes con confianza. Tener confianza y capacidad de inspirar a los demás permite vencer las objeciones iniciales y ayudarás a que tus clientes alcancen sus objetivos.

3. Trabaja un nicho y convierte tu servicio en un producto.

Los buenos consultores están enfocados en un nicho concreto. Yo mismo empecé como coach con la propuesta de valor, que todavía mantengo en el blog, de ayudar a conseguir cualquier objetivo a mis clientes. Una vez he empezado a trabajar he visto que bastantes personas, lamentablemente, tienen la necesidad de encontrar trabajo. Por ello he cambiado mi estrategia y aunque puedo ayudar a conseguir cualquier objetivo, me estoy especializando en ayudar a conseguir trabajo con herramientas especificas para este nicho de trabajo.

Convertir tu servicio en una producto es otro aspecto clave para iniciar un negocio de consultoria con éxito, ya que tus clientes tendrán la sensación de obtener algo físico en vez de comprar tiempo para aprovechar y exprimir mi cerebro. Este blog es otro ejemplo, ya que planteo un método de trabajo en cuatro pasos, para conseguir el trabajo o el negocio que deseas y conseguir tu estilo de vida soñado.

4. Áreas de trabajo y oportunidad.

Existen diversas áreas donde hay bastante demanda para contratar consultores, te hago un pequeño listado para que veas si encajas en alguno de los que te cuento.

1. Consultoría a pequeños negocios y start-ups para emprender con éxito.

2. Consultoría para ayudar a conseguir trabajo.

3. Trabajo de copywriting.

4. Consultoría en comunicación empresarial (ideal para periodistas).

5. Consultoría en analitica-web (es un sector con mucho futuro, está al inicio)

6. Consultoría legal (ideal para abogados que quieran generar nuevas fuentes de ingresos)

7. Consultoría en finanzas personales o para invertir.

8. Consultoría en redes sociales y transformación digital.

9. Consultoría en estrategias para aumentar ventas

10. Consultoría gastronómica.

Me pongo y se me ocurren muchos más sectores donde iniciar un negocio de consultoría. Sólo tienes que echar un vistazo si hay gente trabajando de lo mismo.

5. Pasos para ponerte en marcha.

Una vez tenemos claro qué vamos a hacer y en que área o nicho nos vamos a especializar es el momento de ponernos en marcha para ello vamos a seguir los siguientes pasos.

1. Crea y define un perfil profesional.

Lo último que hay que hacer en este punto es transmitir desconfianza y poca profesionalidad a los que pueden ser nuestros posibles clientes. Define que problema solucionas, define quienes son tus clientes potenciales y define tu ámbito de actuación de acuerdo a lo anterior. Por ejemplo, soy coach experto en ayudar a las personas a conseguir el trabajo que desean o poner en marcha su negocio que pueden contactarme a través del blog.

También tienes que tener preparado la constitución de tu sociedad o el alta en autónomos. Recuerda, primero conseguimos clientes y luego gastamos, pero tienes que estar legal, una vez tienes clientes, lo más rápido posible. No dejes de leer cómo constituir una sociedad limitada en una semana.

2. Pon en marcha tu web y/o blog.

Se trata de poner en marcha tu identidad digital, que no es otra cosa que todo aquello que aparece de ti en google cuando pones tu nombre. Como vas a montar un negocio unipersonal la gente te buscará por tu nombre por ello es importante que controles la información que aparece sobre ti, por ello que mejor que crees tu el contenido y lo controles. No dejes de leer, cómo crear tu identidad digital.

3. Estrategia en torno a la prueba social.

La prueba social es todo aquello que da valor a tu trabajo y que viene de otros, esencialmente clientes. Recomendaciones, testimonios de antiguos clientes, entrevistas en radio o televisión, etc … todo ayuda a crear confianza ante tus nuevos clientes potenciales. La gente se fía de la experiencia de otros, de tal modo que a medida que tengas más clientes satisfechos y estos recomienden tus servicios podrás incrementar tu tarifa a medida que cada vez tengas más clientes.

Pide una recomendación a tus clientes; si todavía no tienes clientes pide a algún compañero de trabajo o amigo que te la haga. Lo que mejor funciona es una grabación en video donde tu cliente explica cómo ha sido la experiencia de trabajar contigo.

4. Crea una estrategia de generación de contenidos.

Un consultor en definitiva vende conocimiento así que tendrás que aportar valor a tus posibles clientes creando contenido de forma regular. Hoy en día si no tienes mucha experiencia y empiezas de cero tendrás que generar contenido para demostrar tu valía profesional. Puedes publicar una vez a la semana en tu blog, organizar conferencias, escribir un e-book o grabar vídeos para tu canal de youtube sobre los problemas que tienen tus clientes potenciales.

5. Pon en marcha tu estrategia de networking. 

Es el momento de iniciar un negocio de consultoria y por ello tienes que empezar a moverte. Para ello hay que empezar a moverse. El networking se puede definir cómo una estrategia para conectar con los demás. Recuerda que todo aquello que deseas, tener un buen trabajo o iniciar un negocio de consultoria, te llegará a través de otros. La estrategia de networking es un arte y requiere entre otras muchas cosas saber cuando puedes pedir un trabajo u ofrecer tus servicios y cuando no. Una buena estrategia de networking es una de las claves para conseguir iniciar tu negocio de consultoría con éxito.

Si te interesa el tema no dejes de echar un vistazo a mi formación sobre cómo poner en marcha una empresa de consultoría en el siguiente enlace.

Cómo poner en marcha una empresa de consultoría paso a paso …