Saltar al contenido

Conseguir trabajo hoy, en la era de las ideas. 6 Claves

Conseguir el trabajo ideal

Desde hace varias semanas vengo dando vueltas a como conseguir trabajo y como vamos a trabajar en la nueva era de las ideas y del conocimiento.

Hoy en un tuit de Jesús Encinar, hacia mención a una entrevista a Sergio Fernández donde hablaba del nuevo paradigma laboral (os adjunto el video al final del post). Aunque estoy de acuerdo en todo lo que dice, voy a darle una vuelta y voy a darle otro punto de vista.

El mundo ha cambiado, los que leéis este blog ya lo sabéis. La cuestión es saber como manejarse en la nueva realidad laboral. Aquí van las cinco claves de la nueva forma de trabajar:

1. El talento lo es todo para conseguir trabajo hoy.

Con talento, es decir siendo muy bueno en algo, podremos diferenciarnos y hacernos únicos a la hora de vendernos como profesionales, será bastante fácil conseguir trabajo. Nuestras horas de trabajo son limitadas, es decir nuestra oferta de horas o posibilidades de trabajar en proyectos es limitada, por ello a mayor demanda, mayor precio/hora, igual a mayores ingresos. Para ello hay que buscar en que somos buenos y que nos apasiona. No tenemos porque ser buenos y apasionarnos por una solo cosa, en múltiples; lo que permitirá crear perfiles profesionales innovadores, muchos de los cuales están por inventar todavía. Josef Ajram es un buen ejemplo, atleta de elite, broker, escritor, conferenciante y más cosas. (Prometo post sobre perfiles profesionales innovadores).

2. La formación es continua.

No dejaremos de estudiar, de aprender y de mejorar, a mayor formación, mayor talento. La forma de estudiar será muy diferente. En la era del conocimiento las personas se especializaran en aquello en lo que son buenos y además les apasiona. Lo que Ken Robinson llama “El elemento”. El estudiar formara parte de la pasión y por lo tanto se entremezclara con el trabajo y el ocio, estamos en la era del conocimiento y de las ideas.

3. Interdependencia y el trabajo en red es una característica del nuevo paradigma laboral.

Nos especializaremos en aquello en que somos especialmente buenos. Lo que los autores noruegos de “Funky Businness” (libro imprescindible) denominaron el enfoque hueco, solo haremos aquello en lo que podamos marcar la diferencia con los demás, el resto lo harán otros. Ello hará imprescindible la colaboración de forma mucho más intensiva. En España, el negocio de las tiendas de alimentación de proximidad es el ejemplo. “Los chinos” se han hecho con el mercado, no solo por una política de horarios muy agresiva como principal ventaja competitiva sino por el trabajo en red. Todos están interconectados, centrales de compra, financiación propia, distribución, etc. Todas empresas independientes pero con una clara estrategia colaborativa que hace muy difícil a cualquier negocio de alimentación español, por si solo, poder competir. Uno contra mil.

4. El cambio demográfico, afecta.

Una de las cuestiones más importantes que condicionaran el mundo laboral en los próximos años es el aumento de la esperanza de vida y en consecuencia el envejecimiento de la población. Va a ser muy difícil que los jóvenes de las generaciones venideras puedan mantener a los mayores sin trabajar. Es un planteamiento inviable que cambiara en poco tiempo. Viviremos mucho más y trabajaremos muchos más años pero muchas menos horas al día, y con una conciliación familiar mucho más inteligente disfrutando mucho más de la vida.

5. Seremos nómadas digitales.

Cada vez se hace menos necesario el estar anclado a un sitio físico concreto. En una era en la que pasamos de los átomos a los bits podremos trabajar desde cualquier sitio. Tim Ferris lo plantea en su libro “La semana laboral de 4 horas” (libro también muy recomendable donde plantea como trabajar únicamente 4 horas a la semana y vivir como un millonario). En la nueva era tienden a desaparecer los horarios y te pagan por resultados y no por horas con lo que dará igual desde donde trabajes, con lo que podremos vivir en verano o invierno todo el año.

6. Trabajaremos en la zona.

Podemos denominar la zona, cuando trabajamos en lo que nos gusta y tenemos talento. Hoy en día la competencia laboral es mundial, por ello mientras duermes, en el mundo hay alguien trabajando para ser mejor que tú.  Sólo podremos competir laboralmente si trabajamos desde nuestro talento y desde lo que nos apasiona, para ser los mejores y que nos paguen acorde.

Si no trabajas en la zona vas a trabajar vendiendo horas, que cotizan a la baja. Cada vez trabajaras más y cobrarás menos.