Saltar al contenido

Elige-te y el trabajo te encontrará …

 

Si estuviéramos a primeros de la década de los ochenta el único camino para montar una empresa sería haber estudiado en una gran universidad, a ser posible americana, haber hecho buenos amigos/contactos y optar a que un gran fondo de inversión te financiara la idea. De no haber accedido a este mundo de la élite empresarial y económica la única opción hubiera sido estudiar una carrera y un máster y esperar a recibir una buena oferta de empleo para que alguien te contratara. Sin irme tan lejos he estudiado primero administración y dirección de empresas (ADE) y luego Derecho. Siempre quise poder montar mi propia empresa y ADE, por lo menos en el plan del 92, solo te formaban para ser un empleado. A ganar dinero no te enseñaban, para eso era mucho más útil la carrera de Derecho que la de ADE. Casi veinte años después la economía de “yo te elijo” ha muerto.

Elige-te y el trabajo te encontrará

Porque si esperas que alguien te contrate, mejor espera sentad@. Te doy las claves:

Deja de vivir en el victimismo.

No paro de ver a mi alrededor a personas que se quejan de lo mal que están las cosas. Tanto periodistas como arquitectos se llevan la palma, sectores en los que se esta produciendo cambios muy profundos, cambiando las normas por las que se rigen dichas profesiones mientras jugamos la partida. Los cambios son importantes y profundos, pero las oportunidades lo son también. Mientras acusamos a Internet, a la burbuja inmobiliaria, al gobierno y todo a la vez no asumimos la responsabilidad de lo que hacemos mal. Solo hay dos maneras de vivir en la vida, desde el victimismo o desde la responsabilidad que implica asumir que en todo lo que nos ocurre por lo menos una parte nos corresponde a nosotros. Solo vivir en o desde la responsabilidad nos permitirá aprovechar las oportunidades que nos ofrece esta época de cambios y es precisamente en sectores como el de los arquitectos y periodistas donde más oportunidades hay. Vivir en el victimismo te impide ver el mar de oportunidades.

Tu consciente vs tu inconsciente.

Por lo general estamos programados para fracasar, por eso solo unos pocos consiguen lo que se proponen mientras que la gran mayoría no lo consigue. Conocer como funciona la mente inconsciente y como reprográmarla es fundamental para conseguir todo aquello que nos propongamos. La naturaleza nos proporciona de todo en abundancia, la abundancia es el estado natural, en cambio solo podemos ver la escasez, que es lo que nos acaba proporcionando en abundancia. Conozco a muchas personas muy inteligentes que se encuentran en una situación de bloqueo permanente. Para hackearnos a nosotros mismos debemos plantearnos una pregunta. Que es lo que hace que no consiga el éxito que deseo y que merezco ?

Corre la maratón de la reprogramación mental.

Solo a falta de una semana para encarar mi primera maratón, con un poco de miedo, sé que voy a hacer un buen papel, aunque no sé si sera suficiente para terminarla, pero lo que si sé es lo que me ha enseñado el preparar una carrera de 42km de distancia. La capacidad de crecimiento tanto personal como profesional es bastante ilimitada para una persona normal pero aprenderlo solo se puede aprender entrenando. El pasado 31 de diciembre, mientras corría la San Silvestre de Madrid, en el kilómetro 8, subiendo a Vallecas, iba fundido y me vi a mi mismo diciéndome que como iba  yo a correr una maratón si en el km 8 iba fundido. Escuchar tu conversación interior y tomar conciencia es el primer paso para llegar a tu destino. Ya sea corriendo la maratón o de camino al nuevo mercado laboral.

 Tu mismo S.A.

La reprogramación mental va de la mano de la toma de conciencia. La revolución digital y la velocidad de la innovación están haciendo que la evolución humana vaya con retraso a la evolución tecnológica. Muchos hablan de revolución digital, de cambio de era que no viene determinada por la revolución tecnológica sino por la toma de conciencia por parte de los ciudadanos. La toma de conciencia da clarividencia en torno a lo que uno es, lo que quiere ser y como elegir el camino para conseguirlo. Hacer lo que a uno le gusta, lo que se le da bien, como plantea Sir Ken Robinson y hacerlo desde la responsabilidad da el nuevo perfil de los profesionales en la era de la conciencia porque permite diferenciarse del resto y crear un producto único y con valor por parte del nuevo mercado laboral, porque competir en los portales de empleo te hace invisible. Fijáte, todo el mundo quiere trabajar desde casa cuando el dinero esta en la calle.

Elimina de tu mente buscar trabajo, ahora el trabajo te encuentra a ti.

Risto Mejide en una editorial del Periódico titulada “No busques trabajo” hablaba de crearse uno mismo su trabajo y/o empleo, pero sin más. Como concepto es interesante, pero sin la formula del éxito que es lo que de verdad importa. Tanto si eres periodista como si eres arquitecto olvídate de lo que has estudiado.

Simplifica. 

Te imaginas que llegas al aparcamiento de una playa y esta abarrotada de coches y no hay aparcamiento. Irte a la ultima rotonda que comunica con la carretera que discurre en paralelo al mar nos permite llegar a otro playa mucho mejor, donde no hay tanta gente. Esta es de la esencia de simplificar. Desde esta perspectiva, acaso la esencia del periodismo no es contar lo que pasa y la arquitectura dar solución al problema de tener cobijo. Tanto una como otra son necesidades universales que toda la humanidad tiene. Genera una solución a ese problema desde otro punto de vista, ponte en movimiento, genera confianza en los demás con lo que sea, sigue formándote permanentemente y el trabajo te encontrará …

 

En resumen para que todo el mundo pueda entender como es esto de que el trabajo te encuentre a ti y tu no tengas que buscar trabajo tanto si estas en Madrid, en Valencia o en Cuenca:

  1. Vive desde la responsabilidad. Asume que al menos una parte importante de lo que te ocurre es culpa tuya.
  2. Controlas tu mente o ella te controla a ti. Mira como lo explica Enrique Dubois en su blog. Entiende muy bien como funciona tu mente inconsciente. Da igual que a veces tu mente te boicotea como cuando yo corría la san silvestre, si lo ves es que vas en el buen camino.
  3. Reprográmate. La disciplina en acciones repetidas es el ingrediente secreto, es lo que diferencia a los que lo consiguen y los que no.
  4. Toma conciencia de lo que te gusta y lo que se te da bien. Mira esta entrada antigua sobre como encontrar tu elemento.
  5. Simplifica, ve a la esencia y soluciona un problema, cuanto mayor sea el problema, mejor para ti.
  6. Hazte visible para que te encuentren.

 

Si tienes alguna duda no dejes de dejarme un comentario a continuación y estaré encantado de ayudarte a que el trabajo también te encuentre a ti …