Saltar al contenido

Tienes mentalidad de empresa o de start-up

mentalidad de startup

A raíz del contagio de la auxiliar de enfermería, Teresa Romero, se ha producido una psicosis en la población donde vive fruto de la ignorancia y del miedo de sus vecinos. Hemos asistido a situaciones hilarantes y trágicas a la vez, donde se ha hecho un boicot a los negocios donde la interesada alguna vez había ido a comprar, o en un gimnasio donde estuvo apuntada hasta meses atrás, los dueños han puesto un cartel anunciando que la interesada ya no está apuntada, haciendo un buena campaña de publicidad negativa contra el propio negocio. (ver noticia sobre el ébola social)

Algo así solo se explica cuando se trabaja desde el miedo, y este sólo crea escasez, lo que le ocurre a la gran mayoría de emprendedores, aunque parezca difícil de creer. Curiosamente es algo que no ocurre en la gran mayoría de empresarios.

Mentalidad de empresa y la mentalidad de startup.

Existe un gran foco de atención mediática en torno a emprender y a Internet. Una cosa no se entiende sin la otra, porque se ha instaurado la metodología de montar negocios en Internet a una realidad y a un entorno que no lo permite. La mentalidad de start-up plantea unos patrones mentales y de conducta a la hora de montar un negocio. Crea un equipo, consigue inversores, presentate a una aceleradora, pierde un montón de tiempo y dinero en hacer un pitch. Mientras que por otro lado, las empresas de Internet que realmente funcionan, lo hacen porque funcionan como empresas. Las grandes proyectos de Internet que son referentes, no han presentado sus proyectos a ninguna aceleradora o incubadora (no conozco hay ni uno sólo en aqui), sus promotores no van a eventos para emprendedores y cuando consiguen inversores lo han hecho mediante la presentación de un excel que han defendido ante un comité de inversión.

Tienes mentalidad de empresa o de start-up es un pregunta nadie se plantea. La mentalidad startup hace que trabajes en base a hipotesis, la mentalidad de empresa hace que trabajes en base a hechos tangibles y contrastados. Una lleva al éxito y la otra al fracaso.

Ejemplo práctico. El uso de facebook por los emprendedores.

He asistido al debate de muchos emprendedores que mantienen que usar facebook es una perdida de tiempo y de dinero para cualquier negocio. El razonamiento viene a ser el siguiente:

“Hemos hecho una pagina de facebook a la que hemos dedicado una hora a la semana en “gestión” y nos produce mucho más rendimiento aplicar dicha hora a otra estrategia de contenidos, por ejemplo a mantener un blog.”

La explicación que se dan en realidad sería algo así, plantamos una semilla, con un poco de suerte la regaremos una vez a la semana pero como no tengamos frutos al año cortamos el árbol. El planteamiento es totalmente ineficaz, pues es el que impera en la mayoría de emprendedores. En cambio el razonamiento lógico, que se hacen los que tienen empresas, es el siguiente:

“Existen empresas que le saquen rendimiento a facebook? La respuesta es; si, hay empresas que le sacan rendimiento a su inversión en facebook. La siguiente pregunta que se hace alguien con mentalidad de empresa, es, bueno, las empresas que lo han conseguido, cómo lo han hecho?, cuanto tiempo han tardado en conseguirlo y qué habilidades y experiencia tiene que tener el perfil de la persona responsable de conseguirlo.”

Por suerte para unos pocos, la mayoría se hace el primer planteamiento y fracasa o abandona, dejando vía libre para unos pocos que obtienen retorno de sus estrategia en facebook a un menor coste al no haber competencia.

Carlos Bravo en una entrada ya antigua en su blog marketing de guerrilla contaba algo muy interesante con respecto a utilizar facebook para ganar dinero (ver entrada) y es que permite segmentar a la audiencia consiguiendo llegar al perfil idoneo de cliente gastando menos que en una campaña de adwords de google. Es una idea muy potente, simplemente hay que invertir en facebook si se quiere conseguir un rendimiento. Por otro lado, un buen amigo me explicaba como conseguía del orden de 40.000 visitas al mes únicamente por facebook y twitter. Me explicó que fue baneado por google por haber practicado tácticas de sobre-optimización SEO y tuvo que apalancarse en facebook y twitter para conseguir un buen resultado en visibilidad y ventas, demostrando que facebook puede ser perfectamente un canal de adquisición de clientes para una empresa, pero teniendo en cuenta que hay que invertir en el canal.

Existen dos energías vitales en las que se puede encontrar un emprendedor. El amor o el miedo.

El miedo es el que nos lleva a la escasez y por lo tanto a la mentalidad de startup. Mientras que el amor nos lleva a la mentalidad que genera abundancia económica, la mentalidad que opera en las empresas de éxito. La gran mayoría de emprendedores no tienen conciencia de estar en una energía o en otra, lo que hace que trabajen desde la escasez apuntando hacía el fracaso de su proyecto.

Sólo la capacidad de conocerse a uno como persona, la conciencia plena sobre uno mismo, permite estar en la sintonía adecuada del éxito y de la abundancia. Al final, sólo los emprendedores que se trabajan ellos mismos, son los que están en condiciones de adoptar las decisiones adecuadas que llevarán a su proyecto al éxito.

 

Tienes interés en saber si estas en un mentalidad o en otra como emprendedor, deja un comentario y te lo responderé …